Liturgia

 

Bautismos

 

Hay que anotarse con dos meses de anticipación a la fecha prevista viniendo a secretaría parroquial: NO se aceptan reservas por teléfono. Para hacer efectiva la reserva de manera presencial deberán traer:

  • La partida de nacimiento del Registro Civil o DNI del niño.
  • Si la tienen, la libreta de familia cristiana (que queda en la Parroquia hasta el día del bautismo).
  • Los certificados de bautismos de los padrinos. Estos deben ser bautizados y confirmados, y ser capaces de dar un testimonio adulto de vida cristiana a sus ahijados. Además, deben ser solteros o casados por Iglesia.

Los padres y padrinos vendrán a una charla preparatoria para este hermoso Sacramento, que se dicta algunos viernes de mes a las 20.00 puntualmente. Es obligatoria para los cuatro.
Si no pueden asistir aquí, concurran a cualquier Parroquia que las dicte y traigan un certificado.
La celebración se lleva a cabo en el templo parroquial, tal como se ha preparado en la reunión, con la alegría y devoción propias del gran misterio que se celebra (son bienvenidos los que desean fotografiar o filmar, aunque a prudente distancia). Al terminar el bautismo les pedimos por favor y encarecidamente que den lugar al rezo del Santo Rosario, previo a la Misa que inmediatamente se celebrará.
Les hacemos saber que la Ley de la Iglesia (el Derecho Canónico) manda que el Bautismo debe administrarse en la iglesia parroquial.

 

 

Casamientos

 

Bienvenidos a la Parroquia de Nuestra Señora de las Mercedes, y a la gracia del Sacramento que los consagrará en fidelidad para una vida de familia cristiana.

 

 

Para informarse de una manera detallada y clara sobre las condiciones necesarias que la Parroquia solicita, pueden bajar la "Cartilla de Información sobre Matrimonios en la Parroquia" en formato pdf, que está aquí abajo nomás.
Si tienen el tiempo, pueden pasar por nuestra secretaría para interiorizarse personalmente.

 

Cartilla de información sobre Matrimonios en la Parroquia

 

Cartilla para la preparación de la Celebración Matrimonial

 

Cartilla con ejemplares de la Palabra de Dios a elegir para la Celebración Matrimonial

 

Centro de Planificación Familiar Natural

En el año de la vida, les recordamos que en la Parroquia funciona un Centro de Planificación Familiar Natural, asesorado por el Instituto de Bioética de la UCA, para aquellas parejas que quieran reconocer su fertilidad. Concertar entrevista al 4783-0683 o al 4781-5013, Sra. Marta Terán.

Confesiones

 

De lunes a viernes de 18.30 a 19.20.

 

Los sábados y domingos durante las misas (Menos en la de 11:00)

 

Unción de los Enfermos

 

Solicitar por Secretaría.

 

Urgencias : de 21.00 a 6.00, 4801-2000.



Devociones y Oraciones

Oraciones de la mañana


Señor y Dios mío, en quien creo, en quien espero, y a quien adoro y amo con todo mi corazón, te doy gracias por haberme creado, redimido y hecho cristiano. Te ofrezco mis pensamientos, palabras y obras de este día, para tu gloria, en penitencia por mis pecados y en sufragio de las almas del purgatorio. Te los ofrezco especialmente por eso que tú sabes que más me preocupa en este momento de mi vida. Dame tu gracia para servirte fielmente, y protégeme de todo mal. Amen.

Madre mía, Virgen Santísima, me ofrezco enteramente a ti, y filialmente te consagro hoy mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón, en una palabra todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Madre Inmaculada, guárdame y defiéndeme en todo momento. Amen.

Ángel de Dios, mi providencial amigo, guardián y consejero, ilumíname, aliéntame, dirígeme, y defiéndeme en este día de las asechanzas del demonio. Amen.

San José, fiel custodio de Jesús y de María, te encomiendo filialmente mi santificación personal y el bienestar espiritual y material de mi familia. Amen .

Padre nuestro, Ave María y Gloria.


Bendición de la mesa


Bendícenos, Señor, y bendice estos alimentos que vamos a tomar. Bendice a quienes los han preparado, y da su pan a quienes no lo tienen. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amen.

Te damos gracias, Señor, por todos los beneficios que permanentemente recibimos de tus manos. Bendice esta casa y haz que nunca nos falte lo necesario para mantenernos en tu santo servicio. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amen.

El Santo Rosario


En Restauración.

Oraciones de la noche


Señor y Dios mío, en quien creo, en quien espero y a quien adoro y amo más que a todas las cosas, te doy gracias por todos los beneficios que he recibido de tus manos en este día.
Te pido perdón por mis ingratitudes y faltas, y con profunda humildad me encomiendo a tu infinita misericordia. Amen.

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se oyó decir que ninguno de los que acudieron a tu protección, imploraron tu asistencia y reclamaron tu socorro, haya sido abandonado de tí. Animado con esta confianza a tí también acudo, oh Madre, Virgen de las Vírgenes, y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados me atrevo a comparecer ante tu presencia soberana. No despreciéis mis súplicas, oh Madre del Salvador, antes bien escúchalas y acógelas benignamente. Amen.

Angel de Dios, mi providencial amigo, guardián y consejero, ilumíname, aliéntame, dirígeme, y defiéndeme de las asechanzas del demonio. Amen.

San José, fiel custodio de Jesús y de María, te encomiendo filialmente mi santificación personal y el bienestar espiritual y material de mi familia. Amen.

Padre nuestro, Ave María y Gloria.

Breve examen de conciencia


Es muy conveniente examinarse brevemente cada noche, por ejemplo en base a la relación personal:

con Dios: devociones y actos de presencia de Dios (¿oración o rutina?);

con el prójimo: respeto y caridad para con los demás, abnegación y celo apostólico (¿servicio o egoísmo?);

consigo mismo: control de los sentidos y de los afectos, pureza de intención, cumplimiento del deber de estado (en familia, en el estudio y el trabajo).

Una vez repasado el día, avivar la contrición por las faltas recordadas y hacer un firme propósito de enmienda.

Examen de conciencia Parroquial
Resucitemos a la gracia de una Buena Confesión


Preparemos nuestra confesión ayudándonos del examen de conciencia.

Y preguntémonos, pensando en el tiempo transcurrido desde la última confesión, sí en este tiempo:

Respecto a Dios
¿Agradecí a Dios, o recé sólo cuando necesité algo? ¿Me acordé de rezar al comienzo y al fin del día? ¿Participé de la misa el fin de semana? ¿Mostré mi fe sin respeto humano? ¿Alimenté mi fe con devociones, lecturas, grupos apostólicos? ¿Cumplí mi deber misionero?

Respecto a los demás
¿Alegré a los demás, o los hice sufrir? ¿Perdoné a los que me hicieron mal? ¿Mentí? ¿Critiqué? ¿Tomé o retengo algo ajeno? ¿Fui solidario con los necesitados de tiempo, afecto, cosas? ¿Fui responsable al conducir? ¿Evadí obligaciones? ¿He dado mal ejemplo? ¿Cumplí mis obligaciones de padre, de hijo, de cónyuge?

Respecto de mí mismo
¿Fui moderado en el comer y beber? ¿Cultivé mi salud, mis talentos, mis relaciones? ¿Fui humilde? ¿Fui desprendido y generoso, dando según mis posibilidades a los pobres, a la Parroquia, a la comunidad? ¿Cuidé la pureza en pensamientos, afectos, acciones? Por ejemplo en mi noviazgo, ¿no anticipo lo que es propio del matrimonio?

Respecto de los vacíos capitales y virtudes opuestas
Soberbia o humildad, avaricia o generosidad, lujuria o castidad, ira o mansedumbre, gula o templanza, envidia o caridad fraterna, pereza o fervor.

La Adoración del Santísimo


En Restauración.

Vía Crucis


En Restauración.

Oraciones principales


Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.
Amen.

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de Tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.
Amen.

Pésame, Dios mío, y me arrepiento de todo corazón de haberte ofendido.
Pésame por el cielo que perdí y por el infierno que merecí.
Pero mucho más me pesa porque pecando ofendí a un Dios tan bueno y tan grande como Vos.
Antes querría haber muerto que haberte ofendido, y propongo firmemente no pecar más y evitar todas las ocasiones próximas de pecado.
Amen.

Dios te salve, reina y madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve.
A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.
Ea, pues, Señora abogada nuestra. Vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. Oh clementísima, oh piadosa, o dulce Virgen María.
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.
Amen.

Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante ustedes hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión.
Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.
Por eso ruego a Santa María siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes hermanos, que intercedan por mí ante Dios, Nuestro Señor.Por eso ruego a Santa María siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes hermanos, que intercedan por mí ante Dios, Nuestro Señor. Amén.

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.
Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos,
te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso.
Señor, Hijo único, Jesucristo, Señor Dios, cordero de Dios, hijo del Padre.
Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.
Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestras súplicas.
Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros.
Porque sólo tú eres santo, sólo Tú Señor, sólo Tú altísimo, Jesucristo.
Con el Espíritu Santo, en la gloria de Dios Padre.
Amen.

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos;
Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho; que por nosotros los hombres,
y por nuestra salvación, bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María la Virgen, y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.
Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo;
que con el Padre y el hijo recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.
Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.
Amen.

Parroquia Nuestra Señora De Las Mercedes © 2008   |   Politica de Privacidad